Blog

ByVillanueva Riu Asesores

Pautas para evitar deudas siendo autónomo

Cualquier empresa, grande o pequeña y que no venda un producto o servicio directamente relacionado con la época estival, sufrirá durante los meses calurosos un bajón en las ventas, y por tanto una reducción de los ingresos. Pero evitar deudas siendo autónomo es especialmente importante ya que este bajón puede afectar seriamente al negocio, y por tanto es necesario tomar una serie de precauciones para que este periodo afecte lo menos posible.

Reduce los gastos:

Reducir los gastos innecesarios durante los meses anteriores al periodo estival, y durante este periodo mismo, puede ayudarte a tener al final de mes un extra de ingresos que pueda suplantar los ingresos que no se han podido obtener.

Para conseguir esto, lleva la contabilidad al día y mediante análisis de gastos y ventas durante todo el año fiscal. Como ejemplo, si vendes productos perecederos como carne o verduras, recomendamos que no pidas a tu proveedor la misma cantidad que durante los meses altos, como puede ser diciembre o enero. Esto evitará que al final de la semana debas tirar más de la cuenta.

Aprovecha la reducción de trabajo:

No hay mal que por bien no venga, y si los meses de verano son flojos en ventas y no estás tan ocupado como durante el invierno, aprovecha esos días para descansar y coger fuerzas, y sobre todo aprovecha el momento para hacer un balance de lo que ha salido bien y menos bien durante esos meses anteriores.

El descanso durante el verano te ayudará a redactar un plan para el nuevo curso que comienza, y que te ayudará a enfrentarte mejor a posibles problemas.

Intenta diversificar tu producto o servicio:

Esta no es una tarea fácil, y no siempre será posible conseguirlo, pero recomendamos, en la medida de lo posible, que busques un uso durante el verano para tu producto o servicio.

Si puedes añadir un extra que haga posible su uso en verano, o si puedes añadir alguna oferta o descuento por utilizar tu producto o servicio durante estos meses, tus ventas no se verán tan afectadas. Por ejemplo si vendes material escolar, puedes plantear añadir un descuento si se compra determinado material durante el verano, como preparación al nuevo curso escolar. Además de haber conseguido diversificar tu producto, te habrá asegurado también nuevos clientes, o clientes repetidores.

Estudia las posibles deudas que tengas:

Si ya tienes deudas o si ya intuyes cuáles son los puntos débiles que pueden provocarlas, trata de evitarlos una próxima vez, entendiendo cómo se han originado.

No te agobies porque es bastante común tener ciertas deudas y pagos atrasados, sobre todos los primeros años desde el alta de la empresa. Localiza todas ellas y ordénalas de menor a mayor importe, y por prioridad. Si empiezas a pagar las de importe más bajo antes, tendrás la sensación de que la carga se va reduciendo.

Si los puntos anteriores no te han ayudado del todo a evitarlas, puedes ponerte en contacto con Villanueva Ríu Asesor, donde te ayudaremos de primera mano a superar esta fase.

 

ByVillanueva Riu Asesores

¿Cómo convertirse en emprendedor?

España es un país de pocos emprendedores, pero según las últimas investigaciones, la probabilidad de que estas nuevas empresas tengan éxito, es más elevada en España que en otros países europeos. Por ello no es de extrañar que cada vez haya más personas interesadas en saber cómo poner en marcha el sueño de sus vidas o la idea que les ronda la cabeza desde hace un tiempo.

Pero tan importante como conocer qué pasos hay que dar a nivel burocrático, también lo es tener una idea clara, un plan de acción y un plan de futuro bien claro y marcado.

Por ello a continuación te mostramos una serie de pistas y puntos a tener en cuenta para conseguir el éxito:

Estudia el mercado en el que vas a adentrarte:

Para convertirse en emprendedor, conocer el mercado te permitirá entender las necesidades que hay en él, y qué aspectos son más fáciles o más difíciles de conseguir. Fijarse en la competencia es una buena manera de saber qué buscan los clientes en este mercado y qué necesidades aún no han sido cubiertas.

Conoce tu producto o servicio:

Es imperativo conocer bien el producto o servicio que tienes pensado vender, y sobre todo saber hacia qué dirección quieres que se vaya moviendo si finalmente consigues hacerte un hueco. Las decisiones que tomes en la vida temprana del mismo, condicionarán que en el futuro puedas moverte con mayor rapidez hacia donde tú quieres.

Sé cauto/a y humilde:

Todos los inicios son difíciles, e incluso los que hoy son grandes directivos de empresas, lo han tenido difícil en sus primeros días. Ser cauto, moverse con prudencia y tener los ojos bien abiertos facilitará no caer en falsos pasos, y mejorará la impresión que los demás tienen de ti. Dejarse enseñar, siempre y cuando mantengas tu idea clara, no puede más que favorecer tu posición en el mercado.

Mantente positivo/a:

Es de esperar que no siempre tengas la misma energía y que siempre te mantengas igual de positivo/a, pero debes intentar encontrar motivación en uno mismo y en los pequeños logros que vayas consiguiendo. Cuanto más positivo seas, más conseguirás de ti mismo y de los demás, puesto que desprenderás una energía positiva que atraerá la atención de los demás.

Continúa innovando:

Da igual si te encuentras en una fase temprana o si tu producto ya se encuentra activo en el mercado, innovar es una acción que debes tener muy presente en el día a día. El mercado cambia, la tecnología avanza y las necesidades de los clientes se van desarrollando, por ello que tu producto o servicio esté a la orden del día facilitará su éxito a lo largo del ciclo de vida del mismo.

Pide ayuda:

Pedir ayuda es de sabios, ya que no siempre uno mismo puede encontrar la respuesta o solución a todos los problemas. Busca en internet foros o asociaciones que, de forma altruista, puedan guiarte con lo que necesitas. Muchos ya han pasado por lo que estás pasando tú ahora, por lo que nada mejor que un consejo de primera mano para poder seguir avanzando.

Nunca dejes de perseguir tus sueños:

No siempre conseguirás todo a la primera, y muchas veces el deseo de tirar la toalla podrá ser mayor que el de querer continuar, por ello debes tener siempre presente la idea inicial que te hizo dar este paso. No olvides qué es lo que te hizo levantarte y probar, porque esa misma motivación es la que te ayudará a continuar hasta el final.

¡Desde Villanueva Ríu Asesor te deseamos muchísimo éxito!

Byadmin

¿Qué libros son obligatorios en una sociedad?

Cuando se constituye una sociedad mercantil, es importante saber que sea del tipo que sea, se tiene la obligación de llevar una serie de libros oficiales.

Estas sociedades están reguladas por las legislaciones mercantil, contable y fiscal, lo que supone que no todas tienen que llevar todos los libros.

Si estás constituyendo una sociedad o tienes idea de ello, sigue leyendo, aquí te explicamos todas sus diferencias y lo que necesitas tener en cuenta.

Todas las Sociedades Mercantiles deben llevar:

  • Libros Mercantiles obligatorios:
    • Libro de actas
    • Libro de registro de socios
  • Libros Contables obligatorios:
    • Libro diario
    • Libro de inventario y Cuentas anuales
  • Libros Fiscales obligatorios:
    • Libros de IVA (en el caso de estar sujeto a IVA)

Libros Mercantiles obligatorios:

Libro de actas:

Todos los acuerdos que se registren en las Juntas Generales y Consejo de Administración de la sociedad deben estar recogidos en este libro, incluyendo el detalle de la convocatoria, votaciones, asistentes etc.

Libro de registro de socios:

Una sociedad está compuesta por uno o más socios. En este libro se debe incluir la identidad de los mismos, así como el detalle de su participación en la misma y cualquier cambio o transferencia que se produzca.

Para cada tipo de sociedad se debe utilizar un libro diferente:

  • Libro de registro de los socios: Obligatorio para las sociedades de responsabilidad limitada (SL), sociedades limitadas laborales (SLL) y sociedades de garantía recíproca (SGR).
  • Libro de registro de la sociedad: Obligatorio para las sociedades de responsabilidad limitada unipersonal (SLU).
  • Libro de registro de acciones nominativas: Obligatorio para las sociedades anónimas (SA), sociedades anónimas laborales (SAL) y sociedades comanditarias por acciones, en el caso de que la sociedad posea acciones nominativas.

Libros Contables obligatorios:

Libro Diario:

Este libro es uno de los más importantes puesto que aquí se va registrando todas las operaciones de tipo económico de la sociedad. Cada vez que comience un ejercicio económico nuevo (generalmente coincide con el año natural), se debe comenzar un nuevo libro, y las operaciones se deben introducir mediante asientos contables.

Libro de Inventario y Cuentas Anuales:

Este libro recoge la situación inicial de la empresa y su evolución a través de balances de sumas y saldos, el inventario final de la empresa y una serie de informes contables que conforman las Cuentas Anuales.

Es un libro útil y necesario ya que aporta mucha información respecto a la salud contable de la empresa y su crecimiento, y ayuda a detectar posibles errores contables o problemas económicos.

Las Cuentas Anuales recogen los siguientes informes contables:

  • Balance de Situación: Informe sobre el patrimonio empresarial.
  • Cuenta de Pérdidas y Ganancias: Informe de ingresos y gastos, y su resultado final.
  • Estado de cambios en el patrimonio neto: Informe sobre la variación del patrimonio. No es obligatorio para todas las sociedades.
  • Memoria: Explicación sobre los anteriores informes con detalle.
  • Estado de flujos de efectivo: Sólo obligatorio para algunas empresas.

Como añadido, también se puede llevar el llamado Libro Mayor, aunque no es obligatorio. Se trata de un resumen de lo anterior en distinto formato, y se aconseja a aquellas sociedades que quieran tener una contabilidad ajustada al Código de Comercio y al Plan General Contable.

Libros Fiscales obligatorios:

Además de los libros anteriores, las sociedades que estén sujetas al Impuesto del Valor Añadido (IVA) deben llevar también los siguientes libros:

  • Libro de facturas emitidas.
  • Libro de facturas recibidas.
  • Libro de bienes de inversión.
  • Libro de operaciones intracomunitarias (en caso de haberlas).

¿Cómo se legalizan los libros?

Una vez tengas claro qué libros debes llevar, es importante saber cómo legalizarlos:

Antiguamente, estos libros se legalizaban mediante su presentación en el Registro Mercantil de la provincia donde la sociedad tenía su domicilio social. El registrador por tanto procedía a legalizarlos mediante una diligencia y un sellado que validaba la originalidad de los libros, para evitar que se manipularan posteriormente.

Sin embargo, desde 2014 y con el auge de las tecnologías actuales, estos libros deben legalizarse de manera obligatoria en formato electrónico, y deben presentarse por vía telemática a través de la plataforma https://www.registradores.org.

Para que esto sea posible, se utiliza el programa Legalia 2, que genera este formato digital de cada libro para que se puedan presentar correctamente. Este programa se puede descargar en la propia web de los Registradores de España.

¿Cuándo se deben elaborar, legalizar y depositar?

Elaboración: Los libros contables se deben elaborar dentro de los tres meses siguientes al cierre del ejercicio. Si el ejercicio contable coincide con el año natural, este plazo sería por tanto el 30 de marzo.

Legalización: Los libros oficiales se deben legalizar dentro de los cuatro meses siguientes al cierre del ejercicio. Sin embargo presentarlos con posterioridad no supone ninguna sanción. En nuestro ejemplo esto sería 30 de abril.

Depósito: Las Cuentas Anuales se deben depositar en el plazo de un mes desde que se hayan aprobado en la Junta General Ordinaria de los accionistas o socios. Esta Junta se debe celebrar dentro de los seis meses siguientes al cierre del ejercicio. En nuestro ejemplo esto sería 30 de julio.

ByVillanueva Riu Asesores

Todo lo que debes saber sobre el Reglamento General de Protección de Datos RGPD

No cumplir con este reglamento puede conllevar sanciones administrativas de hasta un 4 % de tu facturación

El RGPD o Reglamento General de Protección de Datos entra en vigor el 25 de mayo de 2018, y afecta a todas aquellas sociedades independientemente del tamaño que tengan, que procesen datos personales de personas físicas sin identificar o identificables, y que se localicen en la Unión Europea. Estas entidades deberán cumplir con el nuevo marco legal de privacidad de datos, cuyo cumplimiento es obligatorio, por lo que es importante saber qué debes hacer para, como empresa, estar sujeto a ello.

Una de las ventajas del RGPD es que todos los países de la Unión Europa se regirán por un mismo reglamento, y no por la normativa nacional que había hasta ahora. Esto quiere decir que si tu empresa cumple el RGPD, estará acorde a la ley en todos los países europeos. La LOPD que teníamos en España, se constituyó en 1995 y con todo lo que ha cambiado el mundo tecnológico, ya era hora de actualizarse.

El RGPD establece normas sobre la protección de las personas físicas, el procesamiento y el libre movimiento de sus datos personales. Tiene tres objetivos principales:

  • Ofrece protección a los sujetos cuyos datos se encuentren en la Unión Europa y se les proporciona un mayor control sobre el uso que se hace de estos datos personales.
  • Actualiza las leyes de privacidad para incluir todos los aspectos del panorama tecnológico actual.
  • Unifica todas las leyes de privacidad de todos los estados miembros de la Unión Europea.

El RGPD se debe aplicar en cuanto haya existencia de procesamiento de datos y se aplica:

  • A cualquier empresa ubicada en la Unión Europea y que por sus actividades deba procesar datos.
  • Al procesamiento de datos personales de sujetos que se encuentran en la Unión Europea, aunque no sean ciudadanos de la Unión Europea por un controlador o procesador no establecido en la Unión Europea, y que se relacione con una de estas actividades:
    • La oferta de bienes o servicios a los sujetos de los datos en la Unión Europea.
    • El control del comportamiento de los individuos de la Unión Europea de cuyos datos de disponga en la medida en que tenga lugar dentro de la Unión Europea.

No cumplir con este reglamento puede conllevar consecuencias muy negativas para tu negocio, ya que las sanciones administrativas impuestas por la Autoridad de Protección de Datos local pueden elevarse hasta un máximo del 2 % o del 4 % de tu facturación.

Además, los clientes están ya muy concienciados de lo que sucede con sus datos y quién tiene acceso a ellos, por tanto no cumplir con este reglamento puede suponer perder clientes potenciales, que los clientes existentes pierdan la confianza y otros efectos negativos para la reputación de tu empresa.

Si no sabes muy bien por dónde empezar para tomar las precauciones necesarias y cumplir con este reglamento, aconsejo comenzar desde hoy mismo con estos pasos:

  1. Decide si hay algo que puedes hacer internamente, o si necesitas también ayuda externa. Establece las acciones que puedan necesitar hacerse por una empresa externa y escribe un listado de lo que necesites. En internet puedes encontrar muchas agencias que te pueden ayudar a saber qué documentos legales puedes necesitar crear o actualizar.
  2. Audita tus datos: intenta fijarte en cómo recolectas y almacenas los datos personales de tus clientes. ¿Dónde guardas normalmente la información de tus contactos? ¿Cómo la consigues y para qué propósitos la utilizas actualmente? Utilizar una herramienta de gestión de clientes en la nube te puede ayudar a asegurar todos estos datos.
  3. Informa a tus clientes: Lo que el RGPD más pide a voces es ser transparente en cuanto a cómo tu empresa gestiona los datos personales, por tanto puedes actualizar la declaración de privacidad. Esta es una obligación para los controladores de datos (es decir, cualquier empresa que determine los propósitos del procesamiento de datos personales). También puedes enviar un email a tus clientes o clientes potenciales, para explicarles que estás sujeto a dicho reglamento, y con un enlace a tu declaración de privacidad actualizada.

En esta declaración de privacidad se debe hacer referencia al RGPD y debe contener información sobre qué datos personales se recopilan, cómo, el propósito de su procesamiento, el período de tiempo que se guardan estos datos, los derechos de los interesados, el procedimiento de queja, los procesos de transferencia de datos a terceros, etc.

Te animo por tanto a que te pongas hoy mismo con ello, y que cumplas cuanto antes con este nuevo RGPD. Tus clientes te lo agradecerán, y evitarás sorpresas desagradables. Si necesitas más información al respecto, no dudes en ponerte en contacto con nosotros en info@villanuevariuasesor.es.

ByVillanueva Riu Asesores

Cuota de autónomos: Qué es y cómo se calcula

Si quieres iniciar tu propio negocio, debes darte de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA)

Si has decidido comenzar a trabajar por tu cuenta, es decir, si quieres iniciar tu propio negocio, debes darte de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). Esto quiere decir que a partir de ese momento comenzarás a cotizar en la Seguridad Social, y por tanto comenzarás a pagar la cuota de autónomos.

Esta cuota de autónomos es una cantidad que se debe pagar a la Seguridad Social, por trabajar por cuenta propia, y para cada trabajador, el cálculo de este importe será diferente. Se calcula a partir de lo que se llama la base de la cotización, que es el sueldo esperado que se prevé ganar.

El pago de esta cuota se debe realizar una vez al mes mediante domiciliación bancaria, de forma telemática en la sede online de la Seguridad Social. Asegúrate de que el pago se realiza de forma puntual y sin problemas, ya que sino se cargarán intereses y un recargo de demora, además de que podrías perder las bonificaciones que hayas podido obtener.

Este cálculo se realiza siguiendo unas pautas:

  • La base de cotización se asigna en función de tus características personales, tipo de actividad en la que trabajes, edad etc..
  • La base mínima y máxima varían de un año a otro y las establece el Gobierno.
  • El porcentaje que se aplica a esta base, depende de la cobertura que quieras tener, y se distinguen las siguientes:
    • Cobertura básica, también conocida como contingencias comunes. Esta cobertura está formada por el porcentaje de contingencias comunes más un pequeño porcentaje obligatorio, considerada una cobertura de riesgo si la trabajadora se encuentra durante un embarazo o en periodo de lactancia.
    • Cobertura ampliada, también conocida como contingencias profesionales o por cese de actividad. Para las contingencias profesionales se debe añadir un porcentaje establecido según una tabla que cada mutua indica según la profesión. Si se quiere adquirir por cese de actividad, se debe añadir al porcentaje de las contingencias comunes, un porcentaje determinado. Se pueden cotizar ambas por separado.
    • Cobertura por contingencias en accidente de trabajo (AT) y enfermedades profesionales (EP). Esta cobertura es voluntaria salvo que seas un autónomo independiente y realices tu trabajo en un sector con un elevado nivel de siniestralidad.

Por otro lado, también existe la llamada “tarifa plana de autónomos”, de 50€ mensuales, que consiste en una bonificación dada por la Administración Pública, y que reduce en un buen porcentaje la cuota general de autónomos. Pueden acogerse a esta tarifa aquellos trabajadores que se den de alta por primera vez en el RETA, o que lleven cinco años sin ejercer un trabajo por cuenta propia. Si ya te has dado de alta en el RETA y no lo pediste a tiempo, no podrás acogerte a esta tarifa.

En cualquier caso, si quieres saber más sobre cómo darse de alta en este régimen y qué tipo de cobertura escoger, no dudes en ponerte en contacto nosotros en la dirección de email info@villanuevariuasesor.es.

ByVillanueva Riu Asesores

Cómo incrementar las ventas de tu negocio

A la hora de incrementar las ventas de un negocio hay tantos trucos y posibilidades como diferentes tipos de negocios y sectores. Todo dependerá en gran medida de a qué tipo de público estés enfocado/a y del tipo de negocio al que estés a cargo.

En este post voy a comentar los trucos que mejor funcionan en todo tipo de negocios, por tanto te animo a que los pruebes y saques tus propias conclusiones:

1 – Estudia el mercado de tu potencial cliente:

Antes de ponerte en contacto con tu posible cliente es necesario que conozcas tanto como puedas de su negocio, sector, e incluso de su competencia. Cuanto mejor conozcas sus necesidades y puntos débiles, mejor podrás explicar posteriormente cómo tu producto o servicio le puede ayudar.

2- La primera impresión es la que cuenta:

Da igual si vuestro primer contacto es en persona, a través de un teléfono o mediante un correo electrónico, es importante que tu potencial cliente tenga una buena impresión de ti, ya que esto ayudará a que esté más predispuesto a escuchar lo que tienes que decir. Si tu inicio es débil, el final también lo será ya que cambiar esta impresión más adelante te resultará muy difícil.

3 – Más que hablar, al principio debes escuchar:

El cliente debe entender que tienes algo que ofrecer que le puede interesar, pero para ello, antes de explicarle todos los motivos, debes dejarle hablar, y que él mismo se de cuenta de que tiene carencias y necesidades. Un truco muy bueno si notas que la conversación se va acabando, es hacerle preguntas del tipo: ¿Cómo estás trabajando actualmente? ¿Qué aspectos ves que fallan? ¿Cómo lo hacen tus competidores? ¿Qué echas en falta en tu negocio? Etc…

De esta forma te asegurarás de que el cliente se sincera contigo y podrás anotar todos sus puntos débiles para posteriormente cubrirlos.

4 – Encuentra lo que tu cliente necesita:

Aunque vendas un producto o servicio determinado, el cliente al final está comprando emociones y sensaciones, por tanto no te obsesiones solo con vender el producto y ya, sino que debes hacer que el cliente experimente los cinco sentidos. Por ejemplo: vender una entrada de cine no se limita solo a ver una película, sino que también cuentan las emociones que el cliente sentirá al verla, con quién vaya a verla, la comida y bebida consumidos mientras ven la película etc…

Mucha gente puede vender una entrada de cine, pero es la calidad que añadas al venderla, tu cercanía y el servicio que ofrezcas antes y después de la venta lo que determinará que el cliente esté satisfecho.

5 – Permite que el cliente pruebe tu producto o servicio:

Una vez hayas escuchado y entendido las necesidades de tu cliente, es necesario que le demuestres cómo tú le puedes ayudar, y hoy en día la forma más eficaz y rápida es dejando que pruebe de forma gratuita tu producto o servicio.

De esta forma el cliente podrá comprobar, sin riesgo alguno a perder nada y sin compromiso, si lo que tú le puedes ofrecer en efecto cubre su necesidad, y si se ve trabajando contigo en el día a día. En este caso unas muestras gratuitas o unos días probando tu servicio serán tu mejor aliado para demostrar lo que vales.

6 – Crea las expectativas correctas:

Cuando hables con tu cliente es importante que establezcas las expectativas correctas, es decir, que el cliente sepa lo que puede esperar de ti y de tu producto o servicio. Sin embargo es también muy importante que no espere más de lo que puedas ofrecer, ya que la desilusión que se puede llevar posteriormente puede ser tan grande que destruya todo lo que habíais conseguido hasta el momento.

El objetivo es que consigas del cliente, bien durante el proceso de compra o posteriormente, el llamado efecto ¡wow! Es decir, que le sorprendas gratamente. Esto hará que no solo esté satisfecho con el producto sino que además lo llegue a recomendar a otros.

7 – Mantén un canal abierto de comunicación:

Se accesible al cliente y permítele que pueda ponerse en contacto contigo siempre que lo necesite. No hay peor sensación que la de querer preguntar o confirmar algo y sentirnos ignorados, por tanto asegúrate de que el cliente sabe cuál es el canal correcto para ponerse en contacto contigo y no demores tu respuesta más de un día o dos.

ByVillanueva Riu Asesores

¿Tienen las asociaciones y fundaciones obligaciones fiscales?

Muy a menudo surgen dudas sobre si las asociaciones y fundaciones tienen algún tipo de obligación fiscal. En torno a este tema siempre ha habido mucha confusión ya que las asociaciones pueden desarrollar actividades muy diversas (prácticamente cualquier actividad), por tanto se hace complicado poder dar una respuesta clara y concisa a esta pregunta.

Pese a esto, en este artículo que escribo, quiero al menos indicar cada una de las obligaciones fiscales que las asociaciones y fundaciones tienen en España, porque sí, también las tienen.

OBLIGACIONES CENSALES O DE CARÁCTER DECLARATIVO:

OBLIGACIÓN DE TENER UN CIF:

El CIF es la forma de poder identificar a las asociaciones o fundaciones, al igual que el D.N.I. lo es para una persona. El CIF consiste en una tarjeta donde se incluyen (entre otras cosas) un número de identificación de 9 dígitos, precedidos por una letra, que en el caso de las asociaciones y fundaciones es la G. Es obligatorio solicitarlo en la Hacienda Pública, y acompañará a la asociación durante toda la vida de la misma, ya que es imprescindible para realizar actividades mercantiles (desde abrir una cuenta bancaria, recibir una factura o acceder a subvenciones).

Si en algún momento de la vida de la asociación, cambia algún dato de los indicados en la tarjeta, será necesario rellenar en la Hacienda Pública el modelo 036 (un impreso de Declaración Censal) con las modificaciones sufridas, para que Hacienda pueda enviar un tarjeta nueva con los cambios realizados.

OBLIGACIÓN DE TENER UN ALTA DE ACTIVIDAD ECONÓMICA:

Las asociaciones también pueden realizar actividades económicas, desde fabricar sus propios productos como distribuirlos, empleando recursos humanos y/o materiales para ello. En el momento en que una asociación contrate personal o realice cualquier servicio por el que ofrezca un precio, ya se considera actividad económica.

Es más, solo se considera que una asociación no está realizando una actividad económica cuando dicha asociación solo se dedique a conceder becas, ayudas o a repartir fondos. Por ello, con el fin de que una asociación pueda desarrollar este tipo de actividades, es necesario tramitar, con carácter previo, el alta en el IAE. Esta acción no conlleva ningún pago a Hacienda.

OBLIGACIÓN DE DECLARAR LAS DONACIONES RECIBIDAS:

Las entidades perceptoras de donativos, donaciones o ciertas aportaciones están obligadas a presentar el modelo 182 cuando hayan expedido certificaciones acreditativas de estos donativos, donaciones o aportaciones. También deben hacerlo los partidos políticos que perciban donaciones a las que resulten de aplicación las deducciones previstas en la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de Régimen Fiscal de las Entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al Mecenazgo, según dispone el artículo 12.Dos de la Ley Orgánica 8/2007, de 4 de julio, sobre financiación de los partidos políticos, así como los titulares de patrimonios protegidos regulados por la Ley 41/2003, de 18 de noviembre, de protección patrimonial de las personas con discapacidad y de modificación del Código Civil, de la Ley de Enjuiciamiento Civil y de la normativa tributaria, y, en caso de incapacidad de aquellos, los administradores de dichos patrimonios.

OBLIGACIÓN DE DECLARAR OPERACIONES CON TERCEROS:

También se debe declarar a la Hacienda Pública las operaciones económicas que una asociación realice con un proveedor, cliente o distribuidor por valor de más de 3.005,06 euros al año. En este caso se trata de una declaración informativa que no exige tampoco ningún pago a Hacienda.

OBLIGACIONES DE CARÁCTER CONTRIBUTIVO:

Además del resto de impuestos, cuyas administraciones se encargarán de pasar a la asociación (Impuesto de matriculación, IBI etc…), hay otras obligaciones en las que la asociación debe ser proactiva y debe calcular los importes de las mismas así como realizar las declaraciones que correspondan con el fin de pagar la liquidación atribuida.

Estas obligaciones son:

Impuesto sobre las actividades económicas IAE:
Buenas noticias, las asociaciones están exentas de este impuesto durante los dos primeros años de actividad y posiblemente con posterioridad también, siempre y cuando la cifra de negocios anual no supere el millón de euros. Es la asociación en sí quien debe notificar esta exención al tramitar el modelo 036 del que he hablado anteriormente.

Impuesto de Sociedades IS:

Todas las asociaciones y fundaciones son sujetos pasivos del Impuesto de Sociedades, pero no todas están obligadas a presentar la declaración.

Están exentas de su presentación las que cumplan los siguientes requisitos:

  • Que sus ingresos totales no superen 75.000 euros.
  • Que los ingresos correspondientes a rentas no exentas sometidas a retención no superen 2.000 euros anuales.
  • Que todas las rentas no exentas que obtengan estén sometidas a retención.

Si la declaración de este impuesto resulta con importe positivo, además de abonar la cuota correspondiente, las asociaciones deben realizar pagos fraccionados de este impuesto a cuenta (en los meses de abril, octubre y diciembre).

Impuesto sobre el valor añadido IVA:
La principal diferencia con las sociedades mercantiles es que las asociaciones sí tienen la obligación de pagar el impuesto añadido a las compras realizadas, es decir el IVA. Si las operaciones que realicen no están exentas, tienen obligación de repercutir el IVA correspondiente e ingresarlo en Hacienda, pudiendo desgravar de esta cantidad el IVA soportado.

En cualquier caso el IVA es un impuesto en sí muy complejo, y la posibilidad de que las asociaciones tengan derecho a exenciones lo complica aún más, por tanto recomiendo dedicar tiempo a entender esta obligación y buscar ayuda profesional en caso de necesitarlo. Si lo necesitas, puedes enviarme un email a info[@]villanuevariuasesor.es para que pueda ayudarte.

Impuesto sobre la renta de las personas físicas IRPF:
Aunque este impuesto grava la renta de las personas físicas, es muy posible que las asociaciones resulten obligadas a practicar retenciones por este impuesto a personas físicas que realicen trabajos remunerados para la asociación. Por ejemplo: empleados contratados, autónomos etc…

¿QUÉ OCURRE EN CASO DE NO CUMPLIR CON ESTAS OBLIGACIONES?

No cumplir con alguna de las obligaciones anteriores puede resultar en un problema para la asociación y/o sus miembros:
● La Administración Pública puede sancionar a la asociación por incumplimiento.
● La asociación no podrá obtener y disfrutar de subvenciones.
● En función del grado de incumplimiento, es posible que los miembros de los órganos de gobierno y representación, puedan verse obligados a responder civil y administrativamente.
● Si la asociación además está cometiendo alguna infracción tributaria, podría recibir una sanción de hasta 20.000 euros.

ByVillanueva Riu Asesores

¿Cómo deben cerrar las empresas el año fiscal?

Cierre contable:

Todas las empresas en su constitución deben decidir la fecha en que cerrarán contable y fiscalmente el año, que en la mayoría de los casos coincide con el fin del año natural, es decir a 31 de diciembre.

Realizar este cierre contable es importante porque la regularización de las cuentas de gastos e ingresos permite en términos generales hacer un recuento de lo ganado y perdido en los últimos 12 meses. Este resultado se debe incluir en la cuenta de patrimonio, de forma que si el resultado es positivo, esta cuenta de patrimonio se verá incrementada, y si el resultado es negativo, la cuenta de patrimonio disminuirá.

Además es necesario también cerrar todas las cuentas que aún tengan saldo para comenzar el nuevo año contable a cero.

Este proceso puede conllevar a veces errores y problemas porque se hayan contabilizado anotaciones en la cuenta equivocada, falte alguna factura etc, por tanto hay que tener especial cuidado y sobre todo paciencia con el proceso.

Pasos para realizar el cierre contable:

  • Realizar un balance para comprobar las sumas y saldos.
  • Comprobar y revisar todas las fichas del libro mayor para prevenir errores en la contabilidad.
  • Realizar el ajuste de las cuentas que podrían afectar el resultado del beneficio contable.
  • Realizar una resta de los gastos contables y los ingresos contables para conocer el resultado antes de impuestos.
  • Con todos los pasos anteriores ya es por tanto posible realizar el cierre del ejercicio, y abrir un nuevo año contable.

Cierre fiscal:

Una vez hecho el cierre contable se debe hacer el cierre fiscal. Este cierre fiscal es una clase de ajuste extracontable, en el que se tiene en cuenta, entre otras cosas, aspectos como el pago de impuestos, deducciones fiscales, etc…

El resultado del cierre fiscal permitirá conocer los impuestos que la empresa tiene que pagar, principalmente el impuesto de sociedades (IS).

Entre los ajustes que hay que realizar se encuentran las deducciones. Por ejemplo si la empresa ha contratado en su plantilla personas discapacitadas, o si ha realizado inversión en I+D. Se trata de un incentivo para que las empresas se animen a realizar este tipo de acciones a cambio de pagar menos impuestos.

Algunos de los documentos más importantes que hay que a presentar son los siguientes:

  • Impuestos de Sociedades
  • Entrega de los modelos anuales, como el 390 de IVA
  • Amortización de activos

Ante cualquier duda sobre el procedimiento de ambos cierres no dudes en solicitar información sin compromiso en el email info@villanuevariuasesor.com<.

ByVillanueva Riu Asesores

RSC ¿Moda o realidad?

La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) o Responsabilidad Social Empresarial (RSE) es una forma en que se puede dirigir una empresa y que se basa en ser consciente de cómo las acciones de la misma pueden impactar en la forma en que sus clientes, proveedores, clientes, accionistas y la sociedad en general la perciben.

Se trata de un conjunto de prácticas, políticas y programas que juegan un papel importante en las operaciones de la empresa y en sus procesos de toma de decisiones. Este concepto tan plural incide en varios aspectos a la hora de gestionar una empresa, y se rige por 5 principios fundamentales:

1. Cumplimiento de la legislación:
La RSC incorpora el cumplimiento de la legislación nacional vigente y en concreto de las normas internacionales en vigor (OIT, Declaración Universal de los Derechos Humanos, Normas de Naciones Unidas sobre Responsabilidades de las Empresas Transnacionales y otras Empresas Comerciales en la esfera de los Derechos Humanos, Líneas Directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales).

2. Globalidad y transversalidad:
Esta responsabilidad afecta a todas las áreas de negocio de la empresa y sus participadas, así como a todas las áreas geográficas donde se desarrolle su actividad. Afecta, por tanto, a toda la estructura de la empresa y a todos los aspectos que son necesarios para desarrollar la actividad, prestación del servicio o producción del bien: derechos humanos, prácticas de trabajo y empleo, protección de la salud, cuestiones medioambientales, lucha contra el fraude y la corrupción y los intereses de los consumidores.

3. Ética y coherencia:
Se orienta a comprometerse de forma ética con la sociedad y este compromiso se convierte en una obligación para quien lo adopta.

4. Gestión de impactos:
Incluye el impacto que genera la labor empresarial en el ámbito social, medioambiental y económico.

5. Satisfacción de expectativas y necesidades:
La RSC se canaliza a la satisfacción de expectativas y necesidades de los grupos de interés.

La importancia de la RSC:
Que tu empresa se decante por involucrarse con la Responsabilidad Social Corporativa no sólo tiene beneficios de carácter social y éticos, sino que también se puede convertir en una herramienta estratégica para aumentar la competitividad de tu Pyme.

Es importante tener en cuenta que los resultados de seguir esta política no son inmediatos y no se pueden cuantificar en datos concretos, sin embargo, ha quedado demostrado que la RSE puede mejorar los procesos de producción, ya que aumenta la satisfacción y lealtad de los clientes. Los trabajadores también se verán más motivados provocando un aumento en su creatividad e innovación.

La imagen pública se ve recompensada puesto que aumenta el conocimiento de la empresa en la sociedad, lo que mejora su posición en el mercado laboral y la posibilidad de obtener ayudas públicas.

Como consecuencia de estas acciones y como resultado final, se incrementa la rentabilidad del negocio al utilizar de forma más eficiente los recursos humanos y productivos, y por consiguiente, se produce un aumento de la cifra neta de negocios.
Por tanto si tienes una Pyme y quieres mejorar tus recursos, no dudes en seguir esta práctica, está demostrado que solo tiene resultados positivos.

ByVillanueva Riu Asesores

Nuevo Sistema de Información Inmediata del IVA

Con la implantación del nuevo sistema de gestión de IVA, basado en el Suministro Inmediato de Información (SII) unos 63.000 contribuyentes deberán enviar el detalle de los registros de facturación en un plazo de cuatro días a través de la Sede electrónica de la Agencia Tributaria.

¿En qué consiste?

El Sistema de Información Inmediata del IVA consiste, básicamente, en el suministro electrónico de los registros de facturación, integrantes de los Libros Registro del IVA. Para ello, deben remitirse a la AEAT los detalles sobre la facturación por vía telemática con cuya información se irán configurando los distintos Libros Registro, prácticamente en tiempo real; en ningún caso supone remitir las facturas concretas de los contribuyentes.

En el supuesto de facturas simplificadas, emitidas o recibidas, se podrán agrupar, siempre que cumplan determinados requisitos, y enviar los registros de facturación del correspondiente asiento resumen.

¿Quiénes están obligados a usar este sistema?

Las grandes empresas cuya facturación supere los 6 millones de euros, los grupos de IVA y aquellos sujetos pasivos inscritos en el Registro de Devolución de IVA (REDEME) están obligados a usar este nuevo sistema, lo que les permitirá presentar e ingresar sus autoliquidaciones periódicas del IVA 10 días más tarde de lo que hasta ahora era habitual.

De forma adicional cualquier otro sujeto pasivo que así lo quisiera puede acogerse a este sistema. Esta opción implicará que su obligación de autoliquidación será mensual y que además deberá permanecer en el sistema al menos durante el año natural para el que se ejercita la opción. La opción por la aplicación del SII deberá realizarse durante el mes de noviembre anterior al inicio del año natural en el que deba surtir efecto. La opción para el ejercicio 2017 deberá realizarse durante el mes de junio de este año.

¿Qué ventajas incorpora este nuevo sistema?

Este nuevo sistema mejorará el control tributario y supone una mejora sustancial en la relación de comunicación entre la Administración y el contribuyente, puesto que va a permitir tener una relación bidireccional, automatizada e instantánea.

Se dispondrá de información de calidad en un intervalo de tiempo suficientemente corto como para agilizar el sistema de gestión del IVA.

Obtención de “Datos Fiscales”, ya que el contribuyente dispondrá en la Sede electrónica de la AEAT de un Libro Registro “declarado” y otro “contrastado” con la información de contraste procedente de terceros que pertenezcan al colectivo de este sistema o de la base de datos de la AEAT.

Los contribuyentes podrán contrastar dicha información antes de la finalización del plazo de presentación de su declaración mensual de IVA.

El contribuyente tendrá la posibilidad de corregir los errores cometidos en los envíos sin necesidad de ser requerido por la AEAT para ello.

Disminución de los requerimientos de información por parte de la AEAT, ya que muchos de los requerimientos actuales tienen por objeto solicitar los Libros registro, las facturas o datos contenidos en las mismas para comprobar determinadas operaciones.

Moderniza y estandariza la forma de llevar los tradicionales Libros Registro de IVA.

Reducción de las obligaciones formales, suprimiendo la obligación de presentación de los modelos 347, 340 y 390.

Reducción de los plazos de realización de las devoluciones, al disponer la AEAT de la información en tiempo casi real y de mayor detalle sobre las operaciones.

Los contribuyentes incluidos en el nuevo sistema verán ampliados en 10 días los plazos de presentación e ingreso de sus autoliquidaciones periódicas del IVA.

¿Cómo afectará a las empresas?

El Sistema de Información Inmediata del IVA implicará más obligaciones para las empresas y un mayor gasto de recursos ya que deberán adaptar sus programas informáticos al nuevo sistema, realizarán declaraciones tributarias con mayor frecuencia y sus comunicaciones con Hacienda se verán incrementadas. Los contribuyentes obligados a usar este nuevo sistema, representan el 80% de la facturación empresarial del país que ahora, sin duda, deberán adaptarse a las nuevas tecnologías.

De momento, y a pesar de que la entrada en vigor del SII fue el 1 de julio, durante el primer semestre de 2017 se han programado pruebas piloto en las que está previsto que participen sólo un número representativo de empresas. Las principales compañías de software que operan en territorio nacional y que dan soporte a la mayoría del colectivo incluido en el sistema, apoyarán esta transición, debido a la gran infraestructura técnica necesaria para gestionar el volumen de información de que se va a disponer a partir de ahora.

No dudes en consultarnos tus dudas sobre este nuevo sistema,

¡Estaremos encantados de ayudarte!