Cómo incrementar las ventas de tu negocio

ByVillanueva Riu Asesores

Cómo incrementar las ventas de tu negocio

A la hora de incrementar las ventas de un negocio hay tantos trucos y posibilidades como diferentes tipos de negocios y sectores. Todo dependerá en gran medida de a qué tipo de público estés enfocado/a y del tipo de negocio al que estés a cargo.

En este post voy a comentar los trucos que mejor funcionan en todo tipo de negocios, por tanto te animo a que los pruebes y saques tus propias conclusiones:

1 – Estudia el mercado de tu potencial cliente:

Antes de ponerte en contacto con tu posible cliente es necesario que conozcas tanto como puedas de su negocio, sector, e incluso de su competencia. Cuanto mejor conozcas sus necesidades y puntos débiles, mejor podrás explicar posteriormente cómo tu producto o servicio le puede ayudar.

2- La primera impresión es la que cuenta:

Da igual si vuestro primer contacto es en persona, a través de un teléfono o mediante un correo electrónico, es importante que tu potencial cliente tenga una buena impresión de ti, ya que esto ayudará a que esté más predispuesto a escuchar lo que tienes que decir. Si tu inicio es débil, el final también lo será ya que cambiar esta impresión más adelante te resultará muy difícil.

3 – Más que hablar, al principio debes escuchar:

El cliente debe entender que tienes algo que ofrecer que le puede interesar, pero para ello, antes de explicarle todos los motivos, debes dejarle hablar, y que él mismo se de cuenta de que tiene carencias y necesidades. Un truco muy bueno si notas que la conversación se va acabando, es hacerle preguntas del tipo: ¿Cómo estás trabajando actualmente? ¿Qué aspectos ves que fallan? ¿Cómo lo hacen tus competidores? ¿Qué echas en falta en tu negocio? Etc…

De esta forma te asegurarás de que el cliente se sincera contigo y podrás anotar todos sus puntos débiles para posteriormente cubrirlos.

4 – Encuentra lo que tu cliente necesita:

Aunque vendas un producto o servicio determinado, el cliente al final está comprando emociones y sensaciones, por tanto no te obsesiones solo con vender el producto y ya, sino que debes hacer que el cliente experimente los cinco sentidos. Por ejemplo: vender una entrada de cine no se limita solo a ver una película, sino que también cuentan las emociones que el cliente sentirá al verla, con quién vaya a verla, la comida y bebida consumidos mientras ven la película etc…

Mucha gente puede vender una entrada de cine, pero es la calidad que añadas al venderla, tu cercanía y el servicio que ofrezcas antes y después de la venta lo que determinará que el cliente esté satisfecho.

5 – Permite que el cliente pruebe tu producto o servicio:

Una vez hayas escuchado y entendido las necesidades de tu cliente, es necesario que le demuestres cómo tú le puedes ayudar, y hoy en día la forma más eficaz y rápida es dejando que pruebe de forma gratuita tu producto o servicio.

De esta forma el cliente podrá comprobar, sin riesgo alguno a perder nada y sin compromiso, si lo que tú le puedes ofrecer en efecto cubre su necesidad, y si se ve trabajando contigo en el día a día. En este caso unas muestras gratuitas o unos días probando tu servicio serán tu mejor aliado para demostrar lo que vales.

6 – Crea las expectativas correctas:

Cuando hables con tu cliente es importante que establezcas las expectativas correctas, es decir, que el cliente sepa lo que puede esperar de ti y de tu producto o servicio. Sin embargo es también muy importante que no espere más de lo que puedas ofrecer, ya que la desilusión que se puede llevar posteriormente puede ser tan grande que destruya todo lo que habíais conseguido hasta el momento.

El objetivo es que consigas del cliente, bien durante el proceso de compra o posteriormente, el llamado efecto ¡wow! Es decir, que le sorprendas gratamente. Esto hará que no solo esté satisfecho con el producto sino que además lo llegue a recomendar a otros.

7 – Mantén un canal abierto de comunicación:

Se accesible al cliente y permítele que pueda ponerse en contacto contigo siempre que lo necesite. No hay peor sensación que la de querer preguntar o confirmar algo y sentirnos ignorados, por tanto asegúrate de que el cliente sabe cuál es el canal correcto para ponerse en contacto contigo y no demores tu respuesta más de un día o dos.

About the Author

Villanueva Riu Asesores author

Leave a Reply